Photo
It’s lonely among people too.

It’s lonely among people too.

Photo
-¿Qué camino nos llevará hasta la Maligna Bruja de Occidente? -preguntó Dorothy.
-No hay ningún camino -respondió el guardián-. Nadie desea ir a buscarla.

-¿Qué camino nos llevará hasta la Maligna Bruja de Occidente? -preguntó Dorothy.

-No hay ningún camino -respondió el guardián-. Nadie desea ir a buscarla.

Photo
¿Podrías, porfis, terminar de leerte solo?

¿Podrías, porfis, terminar de leerte solo?

Photo
Cada libro nuevo es una oportunidad dorada. En casa siempre hubo decenas de títulos raros; raros cuando tenía 5, y raros cuando tengo 20. Encontrar un tesoro en lo desconocido es apenas un trámite de la voluntad. Con lo mucho que siempre desprecié la poesía, tomé una Antología Básica Contemporánea de la Poesía Iberoamericana en 2 tomos, y nos dimos un instante. Sí, está pobremente editado. Sí, el papel es malo. Pero ahora me conoce Baldomero Fernández Moreno, y yo conozco a Descotte. Barrandeguy canta palabras para mi oído, mientras Luis Luchi y yo evocamos media hoja de fantasmas de Arlt. Y ahora, qué me importa ese miedo de flor en el vacío, qué me importa el nombre de la nada, si puedo amar como ama Jorge Gaitán Durán, si puedo mutar como muta Ángela Martínez Guerra.Puedo ver lo que no tenía, pero aún queda tanto. Porchia me dijo que percibimos el vacío, llenándolo. Ya no puedo pensar en nada más.

Cada libro nuevo es una oportunidad dorada. En casa siempre hubo decenas de títulos raros; raros cuando tenía 5, y raros cuando tengo 20. Encontrar un tesoro en lo desconocido es apenas un trámite de la voluntad.

Con lo mucho que siempre desprecié la poesía, tomé una Antología Básica Contemporánea de la Poesía Iberoamericana en 2 tomos, y nos dimos un instante. Sí, está pobremente editado. Sí, el papel es malo. Pero ahora me conoce Baldomero Fernández Moreno, y yo conozco a Descotte. Barrandeguy canta palabras para mi oído, mientras Luis Luchi y yo evocamos media hoja de fantasmas de Arlt. Y ahora, qué me importa ese miedo de flor en el vacío, qué me importa el nombre de la nada, si puedo amar como ama Jorge Gaitán Durán, si puedo mutar como muta Ángela Martínez Guerra.

Puedo ver lo que no tenía, pero aún queda tanto. Porchia me dijo que percibimos el vacío, llenándolo. Ya no puedo pensar en nada más.